Educación, Trabajo y Pobreza

SIEFT

La línea se concibe como un espacio interdisciplinario de diálogo entre la teoría y la práctica. Se propone elaborar un cuerpo de conocimiento que ayude a comprender y apoyar los procesos de incorporación al mundo del trabajo de los grupos sociales más marginados, en cuyo horizonte se encuentra mejorar la calidad de vida y las oportunidades de participación significativa. Asimismo, pretende recuperar la tradición acumulada en torno de la educación para el trabajo, constituir redes entre las organizaciones asociadas y contribuir al surgimiento de comunidades de aprendizaje, donde participen educadores de todos los niveles y modalidades, investigadores y personal técnico y profesional del gobierno y de organizaciones civiles.

⇒ Hallazgos y propuestas:

Un resultado importante es el Sistema de Información sobre Experiencias de Formación para el Trabajo (SIEFT); único en México en el que destacan más de 200 instituciones o programas que se dedican a la formación para el trabajo en sectores de pobreza. La sistematización de estrategias de diferentes programas ha generado conocimiento sobre la situación que guarda la formación para el trabajo en sectores vulnerables (mujeres, jóvenes urbanos, población rural, personas con capacidades diferentes, etcétera) y niveles en que se desarrolla en nuestro país. También ha permitido el acercamiento a experiencias exitosas que pueden contribuir con la formulación de políticas públicas en este campo.

Entre los desafíos que enfrenta la línea se ubican: contribuir desde una perspectiva interdisciplinaria y desde la articulación teoría-práctica al conocimiento de las relaciones entre la educación y el trabajo con objeto de definir estrategias que respondan a las necesidades y características de los distintos grupos de población.