La articulación entre la generación de conocimiento y la hechura de políticas educativas es una aspiración de larga data; sin embargo, en muchos contextos aún se registra una ancha brecha entre ambos, no sólo en México o en América Latina, también en sociedades más desarrolladas. Un reporte del Northwestern Regional Education Laboratory revela que en Estados Unidos la información que proviene de la investigación es poco tomada en cuenta por los tomadores de decisión y quienes las ponen en marcha. En México esta situación ha sido rigurosamente documentada.



En la era digital, transmitir conocimientos ya no tiene sentido, aseguró la investigadora de la Universidad Iberoamericana (UIA), Sylvia Schmelkes, de manera que la labor del maestro ahora se hace más compleja, pues su tarea tiene que ver con una selección fina de contenidos así como con entusiasmar a sus alumnos con el aprendizaje a lo largo de la vida.



“Las Reformas que Necesita la Educación Mexicana: Propuestas en busca de consensos”, se elaboró a partir de análisis y reflexiones sobre el contexto actual en que se inserta nuestro país, y sobre la situación que guardan los asuntos concernientes a la educación. Pretende ser un planteamiento propositivo y sustentado, que propone los fines y los medios para alcanzarlos, en el corto y en el largo plazos.